Encuesta

¿Dónde es más fácil encontrar trabajo?

Ver Resultados

Loading ... Loading ...

Archivos

Subscribete por email

Carta de presentación

La carta de presentación es una herramienta opcional que puedes utilizar en tu búsqueda de empleo para llamar la atención sobre tu Curriculum Vitae (CV).

Se trata de una carta que debes dirigir a quien te va a entrevistar, a quien publica la oferta o a la Dirección de Recursos Humanos de la empresa.

Intenta poner nombres concretos de personas responsables en selección de personal y evita poner genéricos como Dpto. de RRHH o Departamento de Recursos Humanos.

Complementa la información del CV y teóricamente motiva al entrevistador a leerlo, pero no es fundamental que la redactes y no necesariamente de ella dependen tus posibilidades de que te entrevisten ni de encontrar empleo.

No merece la pena redactarla o invertir mucho tiempo en ella, a no ser que la empresa que publica la oferta quiera que le envíes una. Puedes plantearte escribirla si respondes a un anuncio publicado en prensa o si tu candidatura es espóntanea, es decir, te presentas voluntariamente para cubrir un puesto aunque no se haya publicado una oferta. Es lo que llaman autocandidatura.

Se supone que sirve para diferenciarte de otros candidatos y darle un valor añadido a tu presencia en el proceso de selección, pero en la práctica lamentablemente no siempre es así en España.

Por lo general, un técnico de selección apenas dedica unos minutos a leer tu CV, y debe leer decenas o cientos al día, por lo que no suele prestar la debida atención a una carta de presentación.

Por esta falta de tiempo, por la necesidad de ir al grano y porque la mayoría de las cartas que envían los candidatos son estándar o muy parecidas y repiten lo que ya se resume mejor en el CV, suelen obviarlas porque piensan que no les aportan información interesante para la selección de personal.

Si la escribes, debes incluir tu nombre y dirección postal completa, nombre y dirección de la persona a la que va dirigida, fecha y un saludo formal del tipo Muy Sres. Míos, Estimados Sres. o Estimado Sr. o Sra. XX. No ocupando nunca más de un folio en total, a continuación, expón en tres o cuatro párrafos las siguientes cuestiones.

Cuál es tu formación, experiencia y principales logros profesionales, a qué puesto estás optando y tu deseo de que te incluyan en el proceso de selección, por qué quieres unirte a esa empresa,  cuáles son tus puntos fuertes y qué valor añadido darías al puesto, resaltando que encajas perfectamente en lo que describen.

Todo debe estar lo más orientado posible a la empresa que la recibirá y al puesto al que estás optando. Es un error usar la misma carta de presentación para todas las ofertas a las que te presentas.

Al igual que el CV, debe ir en un papel blanco, nunca fotocopiado, con buena redacción y correcta gramática, de forma breve y concisa y sin dibujos ni colorines, salvo que el trabajo al que estés optando sea del ámbito creativo y eso pueda sumar puntos a tu favor.

Por último, agradeces su atención y su tiempo, solicitas que te vean en una entrevista, te despides cordialmente y la firmas.

Hoy en día, con Internet como gran aliado en la búsqueda de trabajo, la carta de presentación puede ser un breve e-mail al que adjuntas tu CV o un pequeño texto formal al inscribirte a una oferta en un portal de empleo.

Adjunta el CV siempre en un formato que puedan abrir porque de ahí lo pasan a un formato propio o copian datos, algo que no pueden hacer tan fácilmente si envías tu CV en pdf. Se trata de facilitar al máximo la labor del técnico de selección para ganar puntos como candidato y aumentar tus opciones de que te entrevisten o seleccionen.

Share

Deja una respuesta

 

 

 

Puedes usar estas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>