Encuesta

¿Dónde es más fácil encontrar trabajo?

Ver Resultados

Loading ... Loading ...

Archivos

Subscribete por email

Cómo vestirse para una entrevista de trabajo

Me han llamado para una entrevista de trabajo. ¿Qué me pongo? Que no cunda el pánico, es la oportunidad que estabas esperando para cambiar de empleo o conseguir un nuevo trabajo, así que siguiendo estos sencillos consejos puedes llevar bastante terreno ganado para causar una buena impresión.

Aunque tu manera de vestir no tenga por qué ser determinante ni el único aspecto que valoren para decidir si te contratan, es un complemento ideal para que la entrevista salga bien y un buen punto de partida.

La primera sensación que se lleven de tu atuendo puede condicionar el resto de la entrevista, así como influir en la percepción que tengan de lo que hagas y digas durante el resto del tiempo.

No hay reglas fijas para vestirse en una entrevista de trabajo. Dependerá de la empresa, pero por lo general acertarás si eliges un atuendo acorde a cómo crees que se viste allí, cómo deberías vestirte si te contrataran o cómo crees que esperan que vayas vestido.

Las empresas suelen ser bastante conservadoras respecto a la imagen de sus empleados.

Una entrevista es una situación formal, así que más vale pasarse de clásico y sencillo, que pecar de atrevido salvo que creas que eso puede sumar puntos para optar a determinados puestos.

Por lo general, si la empresa es grande, clásica o tradicional, lo más adecuado es ir de traje si eres hombre y con vestido o traje con falda o pantalón si eres mujer.

En cambio, si la empresa es pequeña, puede que lo habitual sea una forma de vestir más relajada y con un atuendo clásico pero informal, lo que se llama casual o de sport, podría ser suficiente.

En cualquier caso, lo mejor es siempre evitar la ropa llamativa, exhibir piercings o tatuajes, maquillarse mucho y cualquier otra cosa que pueda hacernos destacar demasiado.

Los colores más adecuados son los fríos o apagados como gris, azul y beige, combinados con tonos tierra, pastel o blanco. En el caso de las mujeres es mejor ir poco maquillada o con un maquillaje suave.

Se pueden llevar tacones siempre que caminemos con seguridad con ellos. La ropa siempre debe estar limpia, en buen uso y bien planchada.

En el caso de los hombres, lo ideal es ir bien afeitado o, si se lleva barba o bigote, que estén bien recortados o arreglados. Si se elige usar corbata, mejor lisa o con un estampado discreto.

Es fundamental cuidar la higiene personal al máximo: llevar las uñas cuidadas y limpias, haberse lavado los dientes y peinarse de forma sencilla. Es mejor usar pocos complementos, así como pocos anillos y, si se llevan pendientes y colgantes, que sean discretos.

No conviene distraer la atención del entrevistador con algún broche llamativo, una corbata poco convencional o unos pendientes que se mueven todo el rato.

Si estás en fase activa de búsqueda de empleo, te puede ayudar ir siempre a las entrevistas con la misma ropa o un atuendo similar, como si fuera tu uniforme para buscar trabajo.

Sentirás mayor comodidad y seguridad, y eso se transmitirá al entrevistador, causándole una buena impresión y predisponiéndole para escucharte y valorar positivamente tu candidatura.

Share

Deja una respuesta

 

 

 

Puedes usar estas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>