Encuesta

¿Dónde es más fácil encontrar trabajo?

Ver Resultados

Loading ... Loading ...

Archivos

Subscribete por email

Consejos para un buen CV

Para quien selecciona personal, un Curriculum Vitae (CV) es una herramienta de selección, pero también de descarte. Tú puedes estar muy cualificado para el puesto y ser muy capaz de desempeñarlo, que si tu CV no lo refleja, para el entrevistador que primeramente ve tu CV y no te conoce, no lo eres.

El objetivo de preparar un buen CV y enviarlo es causar buena impresión y conseguir que te llamen para una entrevista. Está demostrado que con un buen CV te llaman para muchas más entrevistas. Por eso, debe ser serio y no contener muchos colores ni dibujitos ni nada que distraiga la atención de lo realmente importante que son tu experiencia, tu formación y tus datos. Utiliza un tipo de letra sencillo y con un tamaño legible pero tampoco demasiado grande. Evita la cursiva y escoge cuidadosamente dónde usas la negrita.

El CV es el resumen de tu formación y tu experiencia profesional, tus logros y datos personales. Procura resumirlo todo en uno o dos folios máximo sin omitir detalles importantes. Será más valorado si incluye una fotografía normal de carné, ni la de la orla de estudios ni tu cara recortada de una foto en la que sales con la familia o los colegas. Ambas cosas dan mala imagen.

No hace falta que lo titules Curriculum Vitae, pues para quien lo recibe es obvio que lo es. En la parte de arriba debes incluir, a la izquierda, tus datos personales: nombre y apellidos, fecha de nacimiento, dirección, teléfono donde localizarte (tu móvil imprescindible), una dirección de e-mail lo más formal posible (por ejemplo: nombre.apellido@dominio.es), tu DNI, pasaporte o tarjeta de residencia.

Si tu disponibilidad de incorporación es inmediata debe quedar muy claro. Puedes añadir otros datos como si tienes permiso de conducir y de qué tipo, y cuándo fue la última vez que actualizaste tu CV. No hace falta que indiques tu estado civil o número de hijos, ni si tienes coche o carné de conducir, salvo que sea importante para el puesto.

Comienza por la formación de mayor rango. Si tienes una licenciatura, omite los estudios anteriores: no son relevantes ni dónde hiciste ni qué notas sacaste en BUP, COU, ESO, Bachillerato o Selectivad. Sí son importantes los Máster, los Cursos de Experto o Especialista, otros títulos y cursos que tengan por lo menos 200 o 300 horas. Los de menos horas es mejor omitirlos.

A continuación habla de tu experiencia profesional. En cada apartado pon claramente el nombre de la empresa, el puesto que desempeñaste y las fechas concretas incluyendo meses y años (por ejemplo, desde enero de 2009 hasta junio de 2011).

Explica y detalla todas las funciones que desarrollaste, aun las que te parezcan más insignificantes, porque enriquecerán tu CV y es posible que te diferencien o te hagan único frente a otros candidatos. Tampoco te enrolles, el que selecciona valora la sencillez y la concreción.

El seleccionador puede leer decenas o cientos de CV en un día, así que no perderá un minuto en un CV poco claro ni tratará de adivinar, si no lo pones, si has hecho tal o cual cosa, aunque la hayas hecho y sea relevante para el puesto a cubrir. Piensa que dentro de un mismo puesto puede haber variaciones en las tareas y los programas a utilizar y lo que menos te esperes te puede abrir la puerta a un nuevo trabajo.

Puedes omitir experiencias cortas o que no encajen totalmente con tu perfil, pero intenta no dejar espacios temporales en blanco porque pueden hacer pensar mal al entrevistador. La mayoría de gente engorda el CV, miente y maquilla todo tipo de cosas. Sin mentir, con mesura y picardía, tú también puedes ponerlo bonito y atrayente.

No hables de cuánto has cobrado o quieres cobrar, ni de por qué dejaste tal o cual empresa, ya habrá tiempo para eso en la entrevista… Si al entrevistador le interesa, te lo preguntará.

Al final indica qué idiomas hablas y cuál es tu nivel, si tienes alguna titulación que lo certifique y/o has estado en el extranjero aprendiéndolos. Indica también qué programas informáticos conoces y si tu nivel es básico, usuario, avanzado o experto. No es necesario que pongas en qué asociaciones colaboras, dónde militas, qué religión profesas o a qué dedicas tu tiempo libre, salvo que esté muy directamente relacionado con el puesto de trabajo.

Y un consejo muy útil: ten siempre a mano el CV en tu e-mail, incluso llévalo siempre encima en una memoria USB. Nunca sabes quién ni cuándo te lo podrá pedir y sería una pena desaprovechar cualquier oportunidad de darlo o enviarlo.

Share

3 comentarios en Consejos para un buen CV

Deja una respuesta

 

 

 

Puedes usar estas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>